Si nos observamos parece que como humanos en nuestro estado actual, no disponemos de la inteligencia suficiente para afrontar las dificultades cotidianas. Parece que estamos evitando que algo pueda suceder.Cuando aceptamos que dentro nuestra hay algo “no humano” que se expresa a través de nosotros, estamos en armonía con el universo y es ahí cuando tenemos la oportunidad de manifestar nuestro mayor potencial. Práctica desde ahora estos pasos y activa tu poder ilimitado:

 

  • Deja cualquier crítica, ahora y para siempre. Desde ahí puedes hacer cambios. Nuestra habilidad de cambiar es nuestro poder sanador.
  • Escoge pensamientos que sean nutritivos para ti. Tus pensamientos crean tu realidad. Deja de atemorizarte con pensamientos negativos. Encuentra una imagen que realmente te guste y úsalo como sustituto y cada vez que te des cuenta de pensamientos negativos cámbialo a esta imagen. Practica. Todo requiere práctica.
  • Practica la bondad amorosa  y sé amable y paciente contigo mismo. Puedes encontrar resistencia, pero recuerda que la resistencia es un potencial en el camino. Obsérvala y conoce a qué te resistes.
  • Acepta la responsabilidad de todas las decisiones que tomas en tu vida. Todo es un aprendizaje y llévate a ti mismo hacia la vida, de una manera amorosa. Aprende la diferencia entre responsabilidad y culpa. La culpa trae castigo, la responsabilidad acción. Se amable con tu mente y utiliza las visualizaciones.
  • Párate y escucha tu interior. Escucha a tu ser interior. Conecta contigo a través de la observación, el silencio y la meditación.
  • Permítete disfrutar de lo que la vida te ofrece. Piensa en el merecimiento ¿qué sientes que te mereces? ¿Qué estás dispuesto a poner en su lugar? ¿Cuál es el mensaje que te ha dejado tu familia? ¿Cuál es la creencia? ¿Para qué vives? ¿Cuál es tu propósito?
  • Cuida de tu cuerpo, él es tu casa en esta vida. Toma alimentos naturales que tu cuerpo reconozca y refuercen tu sistema inmunológico. La principal función de alimentarnos es generar buena calidad de sangre. Aléjate de todos los alimentos que creen dependencia y nos nublen la razón.
  • Conecta con la Tierra.  Aquí no me refiero únicamente con percibir a la Tierra como la “Madre” que nos procura supervivencia y protección, sino también reconocerte como un terminal del centro de la Tierra que nos conecta con el inconsciente global, fuente de alimentación para la expansión de la inteligencia humana.
  • Libera la lucha de intentar que las cosas sucedan. Asume que lo mejor para ti, llegará. Maneja la impaciencia y permite que suceda.
  • Deja marchar lo que ya no necesitas. Esto es parte de activar a tu poder. Suelta todo lo que ya no te potencie. ¿Para qué temes soltar aquello que te está estancando si eres el Origen mismo? Sí tú, eres el pasado y el futuro. Fluye, déjate ser y ponte disponible a lo que venga.

 

¡La capacidad de amar es lo único que te vas a llevar de esta vida!