Cuando ingerimos alimentos muy expansivos o extremo yin: químicos, alcohol, azúcar, café, frutas tropicales… nuestro organismo buscará el equilibrio y nos impulsará a consumir alimentos de la naturaleza opuesta. Es decir alimentos muy expansivos o extremo yang: productos cárnicos, tabaco, horneados de harina…

 

Hoy te presento a unas auténticas reinas del “take away” como otro recurso saludable y equilibrado para comer  “sin culpa” como tentempié en: tus paseos por la tarde, tus viajes en globo, tus viajes en coche…

  • Arroz hinchado: Una taza de cereal de arroz inflado proporciona 56 calorías y solo 0,1 g de grasa y esas calorías provienen en su mayoría desde los 13 g de carbohidratos.
  • Sésamo: El sésamo es una semilla extremadamente rica en minerales como el calcio, hierro y magnesio.
  • Anacardos: Aportan excelentes grasas vegetales y combinan perfectamente con el arroz en esta receta aporta proteínas de fácil absorción.
  • Semillas de amapola: Un alimento fácil de digerir, rico en omega 3 y 6 y con propiedades calmantes sobre el sistema nervioso.
  • Melaza de arroz: Endulzante natural de IG=55. Aunque tiene un índice glucémico (IG) un tanto alto, este azúcar proporciona muchas sales minerales, incluyendo hierro, calcio, cobre, magnesio, fósforo, potasio y zinc. Las personas con problemas de diabetes pueden optar por el sirope de ágave (IG=30) como alternativa en esta receta.
  • 0% azúcares refinados
  • 0% conservantes y colorantes
  • 0% sustancias artificiales

Barritas energéticas de arroz hinchado

INGREDIENTES

♥ 1 taza de arroz hinchado

♥ ½ taza de semillas de sésamo

♥ ½ taza de anacardos triturados

♥ 2 c.s. de semillas de amapola

♥ 3 c.s. de melaza de arroz

♥ 1 pizca de sal

 

PREPARACIÓN

  1. Lava y tuesta ligeramente el sésamo en una sartén (sin aceite).
  2. Apaga el fuego, añade el resto de ingredientes y mezcla bien.
  3. Con una espátula procura que se integre bien la melaza con todos los ingredientes.
  4. Corta una medida de 50cm de papel para hornear, cubre 1/3 de la hoja con la mezcla y aplánala bien con las manos húmedas. Puedes ayudarte con el resto de la hoja para hacer la forma de barrita. Como si se tratara de un rollo de sushi pero con forma plana.
  5. Deja enfriar, si tienes prisa puedes poner el bloque de barra en la nevera o incluso unos minutos en el congelador.
  6. Corta en forma de barritas y … ¡a comer!
  7. Si te sobran puedes guardarlas en un recipiente hermético.