¿Quieres conocer algunas reglas básicas que aplico a la hora de preparar mis smoothies?

  1. En los smoothies o batidos vegetales no hay porqué incorporarlo todo. Recuerda la célebre frase convertida en un mantra “menos es más”. Aquí podría ser crucial para un buen resultado.
  2. También es importante tener en cuenta el momento del día y qué es lo qué queremos potenciar. Si lo tomamos a primera hora de la mañana y queremos aumentar nuestra belleza y vitalidad, lo más recomendable es evitar la proteína como semillas de chía, polen de abeja, aguacate, frutos secos, etc. ¿Por qué? Es importante facilitar lo máximo posible a nuestra primera digestión.
  3. Hay un lugar para el agua de coco y leche de almendras en batidos y demás proteínas. A primera hora, prefiero batidos que se lo pongan muy fácil a nuestro sistema digestivo y generen un plus de energía.
  4. Elige una o dos variedades de hortaliza con poco almidón.
  5. Puedes añadir una fruta de temporada, agua y un endulzante natural, pero no combines frutas en sí, ni semillas o frutos secos.
  6. Ten suficientes ingredientes ecológicos para conseguir variedad y calidad.
  7. Ingredientes “bonus” como: algas en polvo (espirulina o chlorella), especias (canela, cardamomo, cayena…), maca, cacao, sal marina…


Batido para el deporte:

– 1 vaso de bebida de almendra +  1 plátano + 1 cda. semillas de chía, + 1 cda. algarroba + 1/2 cda. canela.

 

Batido para drenar:

– 1 vaso de té verde + 1/2 vaso de frutos rojos + raíz de jengibre

 

Prueba los batidos sanos y comparte conmigo tu favorito.