Las historias de Ann Wigmore y Victoria Boutenko despertaron en mí el amor por el verde y siguiendo algunas de sus recomendaciones, te invito a que descubras una manera muy simple de introducir en tu alimentación alimentos “vivos” para hacer tu propia revolución de super poderes.

¿Cómo? Rescata tu batidora o invierte en una nueva y…

  1. Elige una o dos variedades de hortalizas.
  2. Añade una fruta.
  3. A mayores vierte líquido elegido en la batidora.
  4. No te olvides de la grasa saludable.
  5. Si te apetece, suma un ingrediente como máximo de cada grupo “extra”

 

INGREDIENTES BASE:

 

  • Hortalizas y verduras con poco almidón: lechuga, rúcula, berros, espinacas, apio, puerro, hinojo, diente de león, endibia, acedera, pimiento, pepino, rábano, alfalfa, ajo, cebolla, repollo, col lombarda, escarola, borraja, acelgas, ortigas, hierba de trigo…, brotes y germinados, hierbas aromáticas: perejil, cilantro, menta, hierbabuena… Evita las ricas en almidón como: chirivías, nabo, patatas, batatas, remolacha, zanahoria…
  • Frutas neutras como: manzana, pera, papaya, piña, mango, cítricos y frutos rojos como la granada, mora, grosella, arándano, fresa…
  • Agua filtrada de: tés, infusiones, bebidas vegetales (avena, arroz, almendra, agua de coco…)
  • Grasas: aguacate, aceites vegetales primera presión en frío (lino, coco, nuez, borraja…), mantecas vegetales (almendra, avellana…)

 

INGREDIENTES EXTRA:

 

  • Semillas: lino, chía, cáñamo, girasol, calabaza…
  • Algas: la spirulina y chlorella se pueden añadir en polvo.
  • Especias: cúrcuma, orégano, cayena, canela, jengibre…
  • Endulzantes: sirope de ágave, concentrado de manzana, melazas… No utilizar azúcares refinados.
  • Otros: maça, cacao, algarroba, sal marina…No utilizar sal refinada.
  • Rejuvelac* que contiene probioticos, una fuente de B12, vitamina C y E.
  • Aceites esenciales puros y ecológicos. Sólo si tienes conocimientos, ya que pueden irritar las mucosas.

 

La idea es que consigas la combinación adecuada a tu gusto y disfrutes de los batidos verdes. Puedes comprobar que las excusas para no comer verduras, aquí no tienen sentido en cuanto a que son:

– Fáciles de masticar y digerir.

– Divertidos y sabrosos.

– Suficientemente satisfactorios.

– Atractivos visualmente.

– Contienen proteínas suficientes y tantos o más nutrientes que los alimentos de origen animal.

 

¿Por qué la mayoría de nosotros encontramos hermoso un campo verde y sin embargo, rechazamos un exuberante batido verde?