Hay preguntas simples que vienen con respuestas indefinidas. Si me preguntas ¿cuál es mi receta favorita? No sabría qué contestarte. Como dietista soy una apasionada de la comida en todos los ámbitos y estas patatas de boniato al horno con especias son dulces, ligeramente crujientes sabrosas y súper fáciles de hacer. Pero sigo sin tener una respuesta concreta.

 

Igual que una patata

 

El sabor del boniato se parece a una mezcla entre calabaza y zanahoria o a castañas y almendras. Tampoco sabría decirte. Lo que sí sé es que nunca debe comerse crudo. Igual que una patata. Podemos asarlo y cocerlo entero con la piel, que después se retira sino es ecológico, porque le suelen aplicar ceras o productos similares para mejorar su conservación.

 

Cuando salgo a comer, a menudo tengo que apartar las clásicas patatas fritas por la cantidad de grasa que contienen. Los restaurantes tienen la forma de hacer que los alimentos se vean y sepan deliciosos y todos sabemos por qué (¡guiño guiño!). Nada de lo que preocuparse en esta receta. Estas patatas de boniato al horno son tan atractivas como las clásicas, sin el tratamiento de calorías extra.

 

El boniato es muy versátil, pudiendo utilizarse en cremas, tortillas, patés; con legumbres, en platos de cuchara, potajes de todo tipo; troceado en ensaladas; croquetas, quiches… Esta receta la puedes acompañar con una salsa tipo tofunesa u otra a tu gusto. Y son la combinación perfecta para tu hamburguesa favorita, sándwich o huevos.

 

Activa el bazo y el pulmón

 

En alimentación natural y energética el boniato tonifica al bazo y al pulmón y consolida el riñón, además de calentar y fortalecer el organismo. Un dato interesante a tener en cuenta en esta estación invernal. Sin embargo, las personas con trastornos renales (formación de piedras), o con deficiencias de minerales, tomar el boniato con moderación por su contenido en oxalatos.

 

¡Disfruta el lado más saludable de las patatas fritas con esta receta de boniato al horno en forma de patatas!

 

INGREDIENTES:

  • 500 gramos de boniatos cortados a tiras
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • Sal marina y pimienta negra al gusto

 

PREPARACIÓN:

  1. Precalentar el horno a 200º.
  2. En un bol añadir todos los ingredientes y remover bien.
  3. Colocar los boniatos en una bandeja sobre una rejilla de horno o sobre una bandeja con papel de hornear y colocar las patatas sin apelmazar y dejando un espacio entre ellas.
  4. Hornear durante 15 minutos y dar la vuelta.
  5. Hornear 10-12 minutos más hasta que los bordes empiecen a dorarse.

 

NOTAS:

  • Estas patatas están bastante finas para acelerar el proceso de horneado. Algo a tener en cuenta es que cada horno varía en tus tiempos de cocinado y hay que experimentar con el que tenemos. Uno no debe preocuparse demasiado si los tiempos no coinciden, sino que la receta quede bien. Ni calcinadas las patatas, ni tampoco crudas. ¿Ok? ¡A experimentar y a contarme qué tal os ha quedado!
  • Aquí tienes otra receta hecha con boniato. En este caso es una hamburguesa. ¡Qué aproveche!

 

boniato al horno