El aspecto de nuestro cabello nos importa, ¡y mucho! Si voy atrás en el tiempo, a la Edad Media, a muchas culturas como la oriental, a la historia de la humanidad, al haberme cortado la melena, habría perdido la fuerza como Sansón, el poder y el honor como los indios americanos y puede que incluso la feminidad o la libertad. Un cabello perfecto ha sido bandera de la dignidad por mucho tiempo. Por suerte para el resto de las mortales de cabello corto, esto ya no es así.

Una pregunta que me hacéis a menudo es cómo mejorar o mantener la estructura de nuestro preciado cabello y es que según un estudio realizado en España en el 2013, el 95 por ciento de las mujeres, admite que el estado de su cabello influye en su estado de ánimo, siendo un factor determinante a la hora de mostrar confianza y seguridad en una misma. 

¡Tengo una buena noticia que darte!

Déjame contarte que para sentirse bien por fuera, hay que sentirse bien por dentro. Puedes seguir pensando que las estaciones, los años, el estrés, las hormonas son las culpables de que tu pelo no esté en buenas condiciones y esto en parte es cierto. Pero, también puedes descubrir cómo la alimentación influye directamente sobre la salud de tu pelo. ¿Sabías que para tener un cabello perfecto debemos cuidar a nuestro riñones y huesos? 

¿Sorprendente verdad?

El estado estado de nuestros riñones y huesos determina el estado de salud de nuestro pelo. Entonces, si colocamos como principal punto de atención a nuestros riñones y huesos y dejaremos de comprar un exceso de productos capilares  y  mejoraremos el estado de salud del mismo. Además de evitar sufrir de osteopororis.

Puede que parezca que no existe relación alguna, pero nuestro cuerpo es un universo en pequeño, donde todo está conectado. Un ejemplo lo tienes en la salud de nuestro intestino, que está directamente relacionada a nuestra salud mental y emocional… Es posible que no lo hayas pensado hasta ahora, pero, nuestro universo está programado para sobrevivir y si hay una deficiencia ósea, le da prioridad a preservarlo y deja como segundo plato la salud de tu cabello y uñas. Es ahí cuando tu pelo se volverá fino o con tendencia a la caída.

Otro punto, es que a través de la sangre y de los procesos de respiración, alimentación y digestión, nuestros órganos reciben energía y si alguno tiene un exceso de energía, el riñón la almacenará para suplir futuros déficit que pudieran presentarse en cualquiera de los demás órganos. Podría decirse que “los riñones son como el banco de energía del cuerpo”.

Lucir un cabello perfecto es posible si cuidas de tus riñones. 

 

♥ Los riñones controlan la cantidad de agua y sal que debemos consumir, un exceso de sal, de agua, que pueden ser frutas o zumos de frutas, líquidos, agua y alimentos fríos, azúcares simples, como helados, alcohol, debilitan los riñones y este debilitamiento se refleja entre otras zonas en el cabello.

♥ Comer muchos alimentos ricos en calcio. Estos incluyen verduras de hoja verde, todas las verduras del mar (algas), semillas de sésamo, tahini, etc.

El sueño tiene un vínculo estrecho con la energía vital del riñón. Es necesario descansar y dormir al menos 8 horas diarias para cultivar la energía ancestral de los riñones, que podríamos decir también que son el legado de nuestros antepasados.

♥ La salud de los huesos y riñones, se crea a partir del consumo de un equilibrio adecuado entre el elemento tierra y aire. Presente en los granos enteros, frutos secos legumbres, miso y sal marina sin refinar.

♥ Tomar alimentos ricos en enzimas con frecuencia ayuda a reducir la inflamación que puede estar causando daño a los huesos.

Evitar el consumo excesivo de solanáceas (tomate, pimiento, berenjena…). Estos vegetales son ricos en alcaloides que afectan el metabolismo del calcio y además pueden ser depositados en articulaciones.

Ya sabes, si notas que tu cabello no brilla, está frágil y quebradizo y quieres un cabello perfecto, además de los consejos de tu peluquero habitual, dirige tu atención en cuidar a tus riñones y huesos y lucirás un precioso cabello de ángel.