Hoy comparto contigo esta receta de calabaza asada alubias y cebada, mientras se me abre una pregunta existencial sobre: ¿Quién desea sufrir? ¿Quién se levanta por la mañana pensando: iOjalá me sienta mal conmigo mismo todo el día!,? Consciente o inconscientemente, con acierto o sin él, todos aspiramos a sentirnos bien, ya sea a través de nuestro trabajo, del ocio, mediante la aventura o mediante la rutina diaria.

 

Los seres humanos buscamos conocernos a nosotros mismos

 

No creo que conscientemente alguien  desee sufrir. Las personas coronamos nuestro tiempo y nuestra energía a todas nuestras tareas cotidianas con la idea de obtener de ellas una satisfacción, un mejor estar para nosotros o para otras personas. Querer lo contrario parecería absurdo. ¿No crees?

 

Los seres humanos sufrimos. Es nuestra naturaleza. Pero parece más sensato utilizar el sufrimiento como base de transformación para abrirse con compasión a la vida, que cerrarnos y hacernos víctimas de ella. 

 

Una alimentación que se pone al servicio del cuerpo

 

La alimentación energética pone su atención en ofrecer una dieta acorde con la fisiología de cada persona, con el objetivo de escoger alimentos que nutran nuestros órganos. Aquellos alimentos que promueven el buen funcionamiento de nuestro organismo y la salud y eliminar aquéllos que los descargan energéticamente, provocando su mal funcionamiento y en consecuencia, pueden ser causa de sufrimiento.

 

 

Receta de calabaza asada alubias y cebada

 

1 calabaza de 500g aproximadamente

1 bote de alubias negras cocidas

½ taza de cebada perlada previamente remojada por la noche

1 puerro lavado y troceado

1 cabeza de dientes de ajo separados y sin pelar

50 ml de caldo de verduras o agua + miso blanco

2 c.s. de aceite de oliva

¼ c.p. cúrcuma

1/8 c.p. pimienta negra

Pizca de sal

 

PREPARACIÓN:

  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Colocar la cebada en una cazuela de acero inoxidable, añadir 2 y ½ tazas de agua y una pizca de sal marina. Tapar, llevar a ebullición y cocer a fuego lento durante 50 minutos o hasta que el agua se haya evaporado completamente.
  3. Cortar la calabaza por la mitad, quitar todas las semillas y cortarla longitudinalmente en tiras de 2-3 cm. Pincelarla con el aceite, la cúrcuma, la pimienta y la sal.
  4. Cocinar la calabaza y la cabeza de ajo al horno durante 40 minutos. Debe cocinarse bien manteniendo su forma y consistencia.
  5. Saltear el puerro con el aceite, una pizca de cúrcuma y sal marina durante 5-7 minutos sin tapa.
  6. Calentar las alubias.
  7. Retirar la piel de los ajos y triturar con el caldo de verduras hasta conseguir una textura cremosa.
  8. Montar el plato de calabaza asada alubias y cebada al gusto de cada uno.

 

NOTAS:

Abajo te dejo un enlace a “Solución Detox” un programa creado para que puedas mejorar tu salud en tan sólo 10 días con una depuración suave pero eficaz. Entra ahora en la plataforma virtual y accede al programa.

programa detox