Para saber COMO PREPARAR UN MENU SALUDABLE y ENERGÉTICO, debes tener en cuenta varios factores:

El estado físico y anímico en el que te encuentras. Estado energético.
♥ Si sufres de algún síntoma, tomas medicamentos…
♥ Si padeces de alergias o intolerancias.
♥ ¿Cómo es tu alimentación actual y de cuánto tiempo dispones para cocinar?
♥ Por supuesto, tus preferencias alimentarias (sabores preferidos, texturas, tipos de comida…)

  1. Tener todos los INGREDIENTES – NUTRIENTES que tu cuerpo necesita:
    • CARBOHIDRATOS: Cereal integral, pasta integral, verduras de raíz (tubérculos).
    • PROTEINAS: legumbres, tofu, seitán, pescado, marisco, huevos…
    • MINERALES: algas, verduras, semillas.
    • GRASAS INSATURADAS: Aceite, semillas, frutos secos.
    • FIBRA: verduras, frutas, algas, salvado…
    • ENZIMAS: encurtidos, miso.
  2. ESTILO DE COCCIÓN: Cada tipo de cocción te aportará diferentes energías. Utiliza a diario: salteados, vapor, hervidos, crudos, sopas y cremas combinados con otros estilos de cocción según la estación del año, la energía interna, tipos de alimentos, etc.
  3. TEXTURAS : Si no hay una combinación de todas ellas, al poco tiempo, vamos a ir a buscar esta textura: blando, crujiente, duro, seco y húmedo.
  4. COLORES: variedad de alimentos de color. Cada color en los alimentos aporta unos nutrientes beneficiosos para el organismo:

• verde: excelente para depurar y desintoxicar hígado y vesícula biliar.

• rojo: ideal para tonificar el corazón e intestino delgado así como aportar más hierro en sangre.

• amarillo-naranja: nutre el plexo solar (estómago, bazo y páncreas). Ideal para personas que tienen
ansiedad por comer dulces y carbohidratos. También para diabéticos.

• blanco: el color de la pureza. Purifica el pulmón y beneficia al intestino grueso.

• color azulado-morado: perfectos para el riñón y la vejiga.

    5. SABORES: cada sabor tonifica diferentes órganos del cuerpo :

• salado : Riñón y vejiga.
• ácido : Hígado y vesicular biliar.
• Picante: pulmón e intestino grueso.
• Amargo: corazón e intestino delgado.
• Dulce: plexo solar (estomago, bazo y páncreas).

    6. SIMPLICIDAD, mucho amor y pasión por lo que haces.

(extracto del curso de alimentación energética con Mónica Suárez).