Si miras las estadísticas verás que cerca del 40% de la población adulta en España tiene sobrepeso, figurando Galicia, Asturias y Andalucía con las tasas más altas.  Mirar las estadísticas podría considerarse un deporte de riesgo, igual que no saber lo que quiero decir con constelaciones familiares y sobrepeso.

Verás, hay personas que se inscriben en mi programa de Coaching, con toda la ilusión del mundo, pensando que los resultados que van a encontrar serán “una talla S” o que sus emociones se “ajustarán” con apenas escuchar los audios y lo que se llevan es un buen porrazo al ver que no se acercan ni de lejos a los objetivos fijados.

 

Cuando uno se propone un objetivo desde la mente racional, esto se convierte en un arma de doble filo, que tan pronto te catapulta a la euforia más alocada como te hunde en la más absoluta de las miserias.

 

Las constelaciones familiares y sobrepeso son una de las diferentes fases del programa de Coaching 90 días que tiene como objetivo sacar a relucir las dinámicas ocultas del inconsciente y esto no puede hacerse desde una mente “lineal” o “racional”. Hay que abrirse a un Campo Más Grande y despedirnos de nuestras viejas percepciones que nos crean conflicto y nos alejan de lo que realmente SOMOS.

 

El cuerpo tiene su propio lenguaje

 

Nuestro cuerpo, sensible a cualquier estímulo, tanto físico, químico, mecánico o electromagnético, reacciona. Lo que nos ha sucedido en el pasado es experimentado y expresado de diferentes formas.  Ejemplos como emigraciones, violaciones, malos tratos, abandonos, padres absorbentes, … se traduce en todo tipo de situaciones y una de ellas puede ser la obesidad o sobrepeso “sistémico”.

 

Y lo primero que te preguntas es…:

¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para ver resultados?

¿Cuántos kilos adelgazaré?

¿Dejaré de atacar a la nevera por las noches?

 

¿Necesitas una palmadita en la espalda para suspirar de alivio?

 

En el momento en el que uno decide entregarse a la vida, toque lo que toque, podrá descubrir el origen de sus conflictos o errores de percepción: abandono, protección, miedo a ser rechazado, frustración, maternidad… Cada conflicto posee su único origen emocional que al mismo tiempo será potenciado por el estrés de la persona que intenta seguir una dieta restrictiva.

 

No sirve de nada contar calorías, reducir raciones, ir al gym, correr una maratón y ver como la cifra de tu báscula desciende un poco. Sonrisa de oreja a oreja, subidón de adrenalina y te sientes bien. Por unos días.

 

La mayoría de nuestras dificultades en la vida vienen de nuestra historia familiar y eso no se borra de un plumazo. En casi todas las familias hay una historia con gran impacto emocional y desde niños, por amor y lealtad a nuestro sistema, adoptamos reacciones y soportamos cargas que llevaremos durante nuestra vida de adultos.

 

El sobrepeso u obesidad, es una dificultad y gracias a Constelaciones Familiares y Sobrepeso podemos ver a un nivel profundo de qué es lo que sucede y dejar de ver con nuestra mente “lineal” y comenzar a ver desde otro nivel de conciencia.

 

Las constelaciones familiares y sobrepeso no adelgazan

 

La intención de Constelaciones Familiares y Sobrepeso es conocer la dinámica oculta de nuestros enredos sistémicos. Su propósito es mostrar un hecho concreto de nuestra vida. El amor reina en los sistemas familiares, en ocasiones en forma de lealtades, compromisos o asuntos pendientes que pueden limitar nuestro bienestar, el progreso y el natural flujo de las relaciones. La configuración sistémica familiar nos ayuda a ver y comprender como se expresa este amor y a encontrar nuevos caminos para acercarnos a lo que buscamos.