Esta crema algarroba casera permite a aquellos, que como yo, seguimos un estilo de alimentación decididamente más natural y cuidadoso, especialmente con respecto al índice glucémido (IG) Comer alimentos con IG bajo significa que vamos a evitar los picos glucémicos y sabemos que existe una conexión real entre la glucosa en sangre y la pérdida de peso, migraña, hinchazón, obesidad, insomnio, ansiedad, etc.

Una alternativa más saludable al chocolate

Teniendo esto en cuenta y si de vez en cuando quieres calmar tus ansias de dulce, sin renunciar a tu salud, te propongo un alternativa fácil y saludable para elaborar tus postres o tentempiés con esta crema algarroba casera . La algarroba es un alimento muy energético, aunque sea bajo en grasas, ya que contiene un 50% de azúcares. Su contenido en proteínas es del 10% y sus semillas son ricas en fibra soluble por lo que facilitan la digestión. Además, no contiene gluten y es una buena alternativa al cacao ya que, no tiene teobromina, ni ácido oxálico y es muchísimo más bajo en grasas (sólo el 3%) frente a un 40% del cacao. 

Crema algarroba casera

Cantidad: 400g
Utensilios: batidora, minipimer, thermomix o similar.
Tiempo: 5 min
Conservación: 4-5 días en nevera

INGREDIENTES: 

♥ 100g de harina de algarroba

♥ 100g de uvas pasas

♥ 100g de avellanas

♥ 150ml de leche vegetal (en este caso elegí avena, pero puedes utilizar la que más te guste)

♥ Pizca de sal marina

PREPARACIÓN: 

1. Poner en remojo las pasas y las avellanas crudas para activarlas, y que de está manera sean más digestivas y asimilemos mejor sus nutrientes.

2. En una batidora triturar las avellanas junto con las uvas. Si te gusta tipo «nocilla» con tropezones en este paso iremos con un poco de precaución para no pulverizarlas demasiado y aparte de las uvas.

3. Batir la leche y la algarroba y añadir la mezcla anterior.

3. Mezclar bien y con una pizca de sal marina, batir hasta conseguir una crema untuosa.

4. ¡Lista tu crema algarroba casera para untar!

PROPIEDADES

La algarroba es el fruto del árbol del algarrobo, Ceratonia Siliqua L., originario del mediterráneo y cuyo fruto es una vaina (legumbre) de color marrón oscuro que puede llegar a alcanzar hasta treinta centímetros de largo, donde guarda las semillas.

De las semillas se consigue la harina de garrofín  (espesante y/o estabilizante E410 o goma de garrofin) se usa como espesante en la elaboración de algunos alimentos gracias a las pectinas que contiene y de la vaina se obtiene la harina de algarroba.

  • Fuente de hidratos de carbono, vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9 o ácido fólico), C, E, minerales como el potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc, selenio, yodo, ácidos grasos, carotenoidesproteínas vegetales y fibra con efecto prebiótico.
  • Algunos beneficios: combate el estreñimiento y el cansancio, equilibra el pH sanguíneo, reduce los niveles de glucosa, favorece la secreción de leche materna, etc.

 

crema algarroba casera