Me encanta comer con las manos. Los humanos hemos comido con las manos durante miles de años y tarde o temprano a todos nos entra el ansia por celebrar la comida con todos los sentidos, y el tacto es uno muy importante. Hoy traigo una deliciosa razón para que te chupes los dedos: en la oficina, en la universidad o en el coche pero especialmente te invito a que las pruebes en tu casa, tranquilamente y con consciencia.

INGREDIENTES PARA LAS CROQUETAS DE SEITAN AL HORNO:

 

  • 5 cdas. de harina de garbanzo
  • 1 litro de bebida vegetal (he utilizado arroz)
  • 100g de seitán picado.
  • Nuez moscada en polvo
  • Aceite de girasol Bio (prensado en frío)
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • Sal marina
  • Semillas de sésamo para rebozar

 

¿CÓMO SE HACE?

 

Precalentamos el horno a 200º.

Sofreímos el seitán en AOVE, añadimos las cucharadas de harina sin dejar de remover a fuego lento y añadimos bebida vegetal,  la nuez moscada y la sal marina.

Cuando la masa se despegue de la sartén, vertemos sobre una fuente y dejamos enfriar.

Damos forma a la croqueta o de albóndiga y enharinamos.Como sustituto del huevo, en un recipiente mezclamos harina de garbanzo y agua.

Batimos hasta que no queden grumos.

Pasamos las croquetas por la mezcla y rebozamos con las semillas de sésamo o amapola.

Horneamos 20 minutos, servimos  y … ¡listo!