El corazón está vinculado a la sangre, la sangre al cuerpo y el cuerpo al espíritu. La fuerza y el poder del corazón tienen que ver con la capacidad de sentir la individualidad y a la vez el “único” que puede hacernos sentir unidos con todo.

Un corazón fuerte está directamente relacionado al estilo de vida. Alcanzar un cuerpo y belleza vibrante se establece entre ese estrecho vínculo entre la vida interior y el universo exterior.

Primero: Toma alimentos que dan vida

En alimentación energética denominamos a un corazón contraído (condición muy Yang), como el resultado de consumir alimentos de energía extrema, en grasa saturada y colesterol: productos cárnicos, huevos, lácteos, sal común, así como exceso en estilos de cocción horneados…

 

Segundo: Comenzar con un programa depurativo

Este es el fundamento de un intestino sano. Es importante aprender las bases para una alimentación energética y así descubrir todos los alimentos que promueven las bacterias patógenas y perturban el equilibrio de las bacterias saludables del cuerpo. En el curso Detox Integral te muestro paso a paso cómo recuperar tu equilibrio y vitalidad con recetas energéticas y vibrantes.

 

Tercero: Mantener el colon Limpio

Siempre insisto en la importancia de una digestión rápida. Es necesario “que las cosas se muevan” y para ello, nada mejor que una cantidad de fibra diaria de frutas y verduras orgánicas. Prueba una opción de batido integral vibrante cada mañana para asegurarte de que estás recibiendo la suficiente fibra.

 

Cuarto: Reponer las bacterias amigas del cuerpo

Cuando el corazón está debilitado o demasiado activo a menudo el intestino delgado está impedido. Además, nuestra dieta y estilo de vida consiguen eliminar muchas de las bacterias beneficiosas, que habitan en él. Consume alimentos ricos en probióticos.

Pero si no te apetece inscribirte en el programa o no tienes tienes tiempo para ello, puedes optar por:

  • Una fórmula de probióticos de venta en herbolarios o tiendas especialidadas.
  • Suscribirte a mi web para que te llegue toda la información a tu bandeja periódicamente.

 

Reintroducir estos microorganismos en el intestino, será como pulsar el interruptor “vibratil” de tu cuerpo: facilidad en la pérdida de grasa, aumento de la vitalidad, piel más rejuvenecida…