Cuando arrancamos en frío, como en la mayoría de los días de invierno, es el momento más crítico para pensar en depurar el cuerpo. Parece inevitable que deseemos intuitivamente alimentos más pesados o más reconfortantes y todas esas ligeras y deliciosas recetas de alimentos crudos, incluyendo frutas y verduras frescas que amabas durante el verano pueden no resultar tan satisfactorias cuando hace un frío que pela.

 

Apuesto por la filosofía de la alimentación macrobiótica y la alimentación natural y energética en la que se va ajustando lo que a uno más le conviene comer de acuerdo a las estaciones del año. Si en los meses más fríos te mueres por los alimentos que generen calor, no eres un bicho raro. Pero…

 

Comida caliente y sabrosa no significa tener “licencia para engordar”

 

En mis consultorías y en mi programa Détox Integral ajusto los planes nutricionales a cada temporada y así uno puede comer para depurar el cuerpo, sin necesidad de quedarnos en casa protegiéndonos del frío y odiando a la comida saludable hasta llegada la primavera.

 

Cuando hace frío, no se trata de atacar a los perritos, quesos derretidos o la aguardiente. Éste es el mejor momento de nutrir a la parte más interior de nuestro organismo (cerebro, médula y huesos) con alimentos “calientes” como el trigo sarraceno, la avena, los ajos o la canela y también ligeramente más picantes como el rábano, los berros, el apio o el nabo y así ayudar movilizar la energía hacia las extremidades.

 

La cosa se pone seria…

 

Aunque todavía no es primavera, quiero que te prepares. Algunos estudios nos dicen que se gana un promedio de 2 kilos durante los meses de invierno y sobre todo después de las navidades. Ese aumento de peso durante los meses de invierno es el que más difícilmente se pierde, ya que nuestra biología está programada para protegernos (del frío, del dolor de lo que sea…) y no le interesa perder ni un solo gramo. ¡Dos kilos! Ni me imagino la de auténticas locuras que uno puede hacer para sacárselos de encima.

 

Depurar el cuerpo con este frío!!!

 

Admito que la llegada del frío puede generarnos cierto bloqueo al pensar en depurar el cuerpo. Durante miles de años el anhelo de alimentos más calóricos y densos nos mantuvo vivos durante los duros inviernos donde la comida escaseaba. Pero una de las cosas más apasionantes que enseño en mis consultorías y durante el Programa Détox Integral son las recetas que honran a esos antojos de alimentos calientes y sabrosos sin almacenar grasas cuan oso preparándose para hibernar. Algunos le llaman el souping détox.

Ser consciente de los muchos obstáculos y desafíos que surgirán y saber exactamente cómo mantener tu salud, vitalidad y belleza en su apogeo dependerá de ti.  Todo comienza evitando a los principales culpables del aumento de peso durante los meses más fríos.

 

5 tipos de alimentos que debes evitar:

  • Azúcar refinado

No hace mucho que estábamos en medio de las fiestas de Navidad, lo que significa dulces en todas partes! En los supermercados, en la oficina, en la casa de la vecina. Apenas quedaban sitios a donde ir que no tuvieran chocolates o dulces. Y para empeorar las cosas, por lo general, el chocolate no era negro, sino lleno de azúcar. Si tienes antojos de chocolate, intenta tener a mano chocolate negro en caso de no poder vivir sin él y sentir tentaciones.

  • Harinas refinadas

Galletas, bizcochos y horneados van juntos y de la mano con los lácteos para que te sientas reconfortado y cálido. Elije bebidas vegetales calientes y té en su lugar y trata de llevar postres saludables a esas reuniones donde sabes que caerás en la tentación antes de un ratón sucumbe al queso. Comparte tus recetas saludables con tus familiares y ofrece la posibilidad de un estilo de vida más sano.

  • Salsas comerciales y salsas ricas

Se pueden llegar a convertir en comodines en platos ligeros y la verdad es que éstas salsas comerciales a menudo contienen una gran cantidad de productos de origen animal, grasa y azúcares. Elabora salsas caseras que no obstruyan a tu organismo y te hagan ganar peso. Incluso si no eres vegetariano o vegano, hay mejores maneras de disfrutar de los productos de origen animal.

  • Queso derretido

¡Mumm, esto es tentador! Cálido y sabroso encima de sus ensaladas y verduras como topping para chuparse los dedos. Pero… difícil de digerir y de sacudir de tu vida en el caso de que te gusten los quesos. Sustituye este alimento por versiones vegetales o quesos elaborados con semillas y frutos secos. ¡Están buenísimos!

  • Carne excesiva

No todo el mundo debería ser vegetariano o vegano. Si la carne es parte de lo sientes que tu cuerpo necesita, te aconsejo que lo hagas con moderación. La carne produce un pH ácido, es difícil de digerir y no es una buena aliada para tu vitalidad, belleza y salud. Aumenta la ingesta de proteínas vegetales como las legumbres, las semillas o los frutos secos.

 

Si sientes que tu energía ha descendido, tu vientre está hinchado o no has eliminado los excesos navideños, no es un buen plan seguir así. Si buscas una propuesta saludable y eficaz, entonces te recomiendo que eches un vistazo a mi programa Détox Integral aquí.





¡APÚNTATE GRATIS AL RETO 3 DIAS DÉTOX INTEGRAL!
aprende a comer mejor, pierde grasa y gana felicidad