Que  en la tierra está nuestro alimento, no hay duda, pero… ¿qué entendemos por alimento?. Según el Reglamento (CE) 178/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, se define alimento como “cualquier sustancia o producto destinado a ser ingeridos por los seres humanos o con probabilidad razonable de serlo, tanto si han sido transformados entera o parcialmente como si no”. Una definición para mi opinión muy poco exigente, ya que considero como alimento “aquel que favorece la salud” y excluyo la desafortunada frase de “lo que no mata, engorda”.

Lo que sí considero un superalimento y me uno al club de esta popular palabra que me encanta, son los fermentados de verduras. Durante la fermentación las bacterias lácticas (como los lactobacillum o los bifidubacterium) aumentan los microorganismos beneficiosos que mejoran la flora intestinal, reestablecen el pH, mejoran el proceso digestivo y la absorción de nutrientes. Además, contienen niveles altísimos enzimas, minerales y vitaminas.

¿Quieres conocer más detalles de sus beneficios?.

  • Ayudan a eliminar o mejorar los síntomas como infecciones y alergias.
  • Prevención de obesidad y diabetes.
  • Mejora el estado de ánimo y la salud mental.
  • Gran aporte en enzimas que benefician al hígado y al páncreas.
  • Combate los gases y la hinchazón.
  • Efecto depurativo sobre el organismo.
  • Favorecen el buen estado de la piel y las mucosas.
  • Recomendado para personas que han estado medicados con antibiótico, ya que restauran y protegen nuestro intestino de los efectos de los medicamentos
  • Aportan una alto porcentaje de vitamina C, que favorece la absorción de otras vitaminas y minerales.
  • Beneficioso para personas con ácido úrico y con retención de líquidos.

En mis cursos y consultas doy las claves para entender cuales son los efectos de lo que ingerimos y enseño a escoger cada alimento con un sentido y un propósito. Si lo que quieres es regular tu peso, erradicar la candidiasis o cualquier otro síntoma, puedes  hacerlo de una forma prudente y permanente.

Como recomendación te sugiero que seas tu misma la que prepares en casa tus fermentados, ya que los comerciales suelen estar pasteurizados y han perdido parte de sus beneficios. Es super fácil, aquí puedes ver la receta para hacer col fermentada o chucrut.