Lo sé, lo sé, lo sé… Hay tantas cosas que hacer durante el día que piensas que #notedalavida para realizar todas las recetas apetecibles. ¿Qué podría tener este pastel de verduras de especial?

Repasemos:

 

  • ¿Te levantas a primera hora con toda la fuerza, resistencia y velocidad para llegar a  ser una buena madre o un buen padre?
  • ¿Pones a prueba tu capacidad de vuelo, así como ciertos poderes telekinéticos para hacer deporte, ir a la compra, comer, ir a la oficina o despacho o simplemente al “curro” y compruebas que el día tan sólo tiene 24 horas?
  • ¿Intentas descubrir cierta “sensibilidad” mística, cercana a lo que denominaríamos “percepción extrasensorial” para tratar de enamorar o gustar a todo dios?
  • ¿Escuchas a todo aquel que pretende dar la lat… perdón, recibir o dar el mejor consejo del mundo?
  • Y como no, ¿te pasas el día evitando a todos los ataques demoníacos de todo aquello que pretende irrumpir tu lista de tareas?

 

Wow. Eso sin mencionar las llamadas imprevistas, tu pareja, madre, suegra…  Fiuu. Claro!

 

¿Qué podemos hacer si #notedalavida ?

Es muy importante darse cuenta que no somos Superwoman o Superman. No sé tú, yo no tengo superpoderes ni llego a todo. A lo que sí llego es a la cama frita. No soy ni la mejor pareja, la mejor hija, ni la mejor profesional. Definitivamente, renuncio.

 

Soy una mujer que trata de cuidar su energía femenina en su aspecto más orgánico y claro, también energético, incluso emocional. Por eso, dedico un tiempo a cuidar mi alimentación. Y cuando cocino una receta sencilla, nutritiva y sabrosa como esta receta de pastel de verduras frutas y especias, me entran ganas de que la pruebes.

 

Receta de pastel de verduras, frutas y especias para cultivar la energía

• 2 cebollas cortadas en cuadritos
• 1 y ½ taza de calabaza a cuadritos
• 1 y ½ taza de setas shiitake
• 1 taza de chirivía cortada a rodajas
• 1 taza de semillas de calabaza
• ¼ taza de pasas sultanas

• ¼ taza de orejones (opcional)
• ¼ taza de arándanos deshidratados
• ½ taza de harina de avena integral
• ½ c.p. cardamomo en polvo
• ½ c.p. de nuez moscada
• ½ c.p. de canela en polvo
• 1 y ½ c.p. de romero seco o fresco picado
• 2 cucharadas soperas de semillas de lino o chía
• 6 cucharadas soperas de agua
• 2 c.s. de aceite de oliva virgen extra
• Sal marina

 

PREPARACIÓN:
1. Mezclar las semillas de lino o chía con el agua y reservar.
2. En una olla con el aceite y la sal marina, saltear la cebolla durante 7 minutos.
3. Añadir la calabaza, las setas y la chirivía. Cocinar durante 10 minutos con tapa a fuego lento, removiendo de vez en cuando.
4. Añadir los orejones, las pasas, los arándanos, las semillas de calabaza y las especias y remover bien.
5. Añadir la mezcla de lino, la harina de avena, rectificar con sal y volver a remover.
6. Colocar la masa en un molde para bizcocho rectangular, forrado con papel de horno, extendiendo bien la masa y dejando la superficie lisa.
7. Introduciremos el molde en el horno precalentado y coceremos unos 45 minutos a 180ºC.
8. Servir con hoja verde.
NOTAS
• Si no encuentras setas shiitake puedes utilizar champiñones.