¿ Qué es el Tempeh ?

 

El tempeh es un alimento muy popular en la cocina vegetariana y vegana y se ha consumido desde hace cientos de años en Asia, principalmente en Indonesia. Es el resultado de la fermentación controlada de soja con un hongo de Rhizopus y se presenta comercialmente en forma de bloques (se parece al turrón) hamburguesas o pastel muy firme.

 

Sabroso por si solo a diferencia del tofu.

 

Hay muchas variedades disponibles en la que agregan cebada, garbanzo, marinado con tamari… y cada variead tiene un sabor único. Si no eres aficionado al tofu te diré que el tempeh tiene muy poco en común. El sabor del tempeh es a nuez y su textura es muy firme y no se desmenuza fácilmente como el tofu.

 

¿Cuál es su valor nutricional?

 

Dependiendo de la marca, una porción de tempeh (100 gramos) contiene aproximadamente 200 calorías, muy rico en proteínas (18.2 gramos), además de calcio, hierro e isoflavones beneficiosas y su contenido en grasas exentas de colesterol es del 4% frente el 20% de la carne.

 

Además, si se produce de modo tradicional se sintetizan vitaminas del grupo B ya que quien colabora en esta síntesis es una bacteria que está en el ambiente, la Klebsiella pneumoniae. Cuando el tempeh se produce en condiciones de asepsia con el hongo puro no hay síntesis de B. Cuestiones muy sutiles pero interesantes a la hora de ver su aporte.

 

¿Cómo utilizarlo?

 

Debido a que es un alimento bajo en grasa y alto en proteínas se puede incluir en la dieta de forma regular:

  • El tempeh fresco (empaquetado en bolsa) se aconseja cocinar la pieza entera a fuego lento durante 10 minutos aproximadamente (aunque no se vaya a consumir todo) manteniendo el resto en la nevera con el líquido de su cocción, y usarla entre dos y tres días. Esto es solo para suavizarlo un poco, ya que el tempeh tiene una textura muy firme.
  • Después de la preparación anterior se puede utilizar:
    • Salteados de verduras picado finamente. Puedes ver aquí la receta de tempeh con piñones.
    • Frito o a la plancha acompañado de un cereal y verduras
    • También es posible rebozarlo y añadirlo en estofados
    • Agregado en sopas o caldos en pequeños cubos
    • En cualquier receta como sustituto de la carne: sándwiches, bocadillos, fafitas, brochetas…

 

Se puede encontrar en la sección refrigerada de la mayoría de las tiendas de alimentos saludables (herbolarios, tiendas especializadas…) ¡Espero que lo disfrutes!

 

planes de alimentación