Hoy viernes 07 de octubre celebro mi cumpleaños y quiero celebrarlo contigo…

A menudo, dejamos fuera del presente nuestro pasado y futuro. Cada vez somos más las personas que intentamos vivir en el presente, como sinónimo de vivir en el momento actual. Pero, lo cierto es que no existe nada fuera del presente.

Vivir el presente es vivir conectado a todo.

 

Con el paso del tiempo, no dejamos atrás nada. El pasado y el futuro están vivos dentro de nosotros. Sólo que nuestra manera de ver el mundo está muy limitada. Nuestros futuros potenciales están ahí, ocurrirán o no, pero están ahí. Así que, nuestro primer paso será vivir en el momento actual y el segundo será abarcar en ese instante el pasado y el futuro de forma completa.

 

Una tarta que nació de la improvisación

 

La receta que hoy te propongo expresa un acontecimiento potencial. María, ha sido la clave para este resultado. Ella tiene una tienda ecológica “Horta Fresca” a la que a menudo visito y en el momento presente que decidí hacer una tarta para mi cumpleaños, María no tenía todos los ingredientes que necesitaba. Así que me sugirió que improvisara. ¡Valioso recurso! Aquí tienes finalmente el resultado:

 

Tarta de crema de almendras e higos

 

INGREDIENTES:

1 bote de crema de almendras

2 c.s. agar agar

1 cucharada de jugo de jengibre

1 c.p. de canela en polvo

1 pizca de ralladura de naranja

Galletas (elegí las tostaditas de El Granero )

Zumo de manzana

 

Decoración:

Higos de temporada.

 

PREPARACIÓN:

  1. Colocar una capa de galletas en un molde y empaparlas de zumo de manzana.
  2. Preparar la crema para el relleno: diluir la crema de almendras con un poco de zumo de manzana y una pizca de sal. Mezclar bien junto con la canela, el jugo de jengibre, la ralladura y el agar agar.
  3. Llevar a ebullición durante 10 minutos sin tapa y a fuego bajo
  4. Colocar la mitad del relleno sobre el fondo de galletas formando una capa de un dedo de grosor.
  5. Añadir otra capa de galletas bañadas con zumo de manzana y una segunda capa de relleno de la crema. Tapar y dejar enfriar en la nevera una 12 horas.
  6. Antes de servir, cubrir la tarta con las mitades de los higos o una capa gruesa de mermelada sin azúcar.

VARIANTES:

  • Para los niños, evitar el jengibre.
  • Queda muy suave con una capa de compota de manzanas espesa (preparada con un poco de agar-agar y kuzu)

PROPIEDADES:

  • Aporta fluidos al cuerpo, hidrata intestinos, favoreciendo la evacuación.
  • Aporta enzimas digestivas que favorecen el proceso digestivo.