Si vemos la nutrición desde un punto de vista holístico y energético, teniendo en cuenta los efectos energéticos de los alimentos, tendremos una  visión más amplia de en qué circunstancias concretas los postres son más adecuados o no. En referencia a esta tarta de polenta y manzana se trata de un postre cuyo efecto energético es relajante, calmando el fuego del hígado y ayudando a relajar sin bajar demasiado la energía.

 

No se trata de dejar de comer postres

 

Creo que se trata de equilibrar al cuerpo hacia una dirección más natural. Lo idóneo sería elegir alimentos con energía moderada, como los cereales integrales para que el cuerpo no busque alimentos de energía extrema como el azúcar. Quizá el primer día cueste un poco, pero después el cuerpo se irá equilibrando y despertando su instinto natural, empezando a elegir lo que realmente le sienta bien.

 

Receta de tarta de polenta y manzana

 

INGREDIENTES para la base:

¾ taza de polenta (sémola de maíz)

3 tazas de agua

½ taza de pasas remojadas unas 4 horas

Ralladura de ½ limón (aproximadamente ½ c.p.)

2 c.s. de endulzante natural (melaza de maíz)

½ c.p. de extracto de vainilla o 1 vaina de vainilla natural

Pizca de sal marina

 

INGREDIENTES para el relleno:

3 manzanas dulces peladas y cortadas en trozos

Ralladura de ½ limón

3 c.s. de endulzante natural (melaza de maíz)

3 c.s. de copos de agar agar

Pizca de sal marina.

 

Decoración para la tarta de polenta y manzana : 2 manzanas cortadas a rodajas finas para hacer a la plancha o trocitos de manzana salteados, canela y semillas de amapola.

 

Preparación:

 

  1. Hervir las pasas con 1 taza de agua, la ralladura de limón, la vainilla y una pizca de sal durante 5-7 minutos.
  2. Añadir el endulzante al gusto, el resto del agua y la polenta removiendo constantemente para evitar que se formen grumos y cocer hasta obtener una consistencia espesa.
  3. Extender la pasta en un molde, previamente untado con un poco de aceite de oliva y dejar enfriar.
  4. Colocar en una cazuela las manzanas, la sal, los copos de agar y 1 taza de agua. Hervir y remover a fuego bajo durante 15 minutos
  5. Añadir el endulzante al gusto y la ralladura. Mezclar bien.
  6. Verter la mezcla encima de la polenta.
  7. Hacer las manzanas a la plancha, colocarlas encima de la tarta y espolvorear con canela.
  8. Servir y disfrutar.

 

Saludable, sin gluten, sin lácteos, sin azúcares refinados e ideal para ti si te gustan los postres. Espero que disfrutes la tarde de polenta y manzana. Compártela y cuéntame si te ha gustado. Para mi es ¡exquisita!