La evidencia a favor del ayuno intermitente actualmente es mucho más sólida que hace unos años. Yo lo practico desde hace tiempo y los estudios, la lógica evolutiva y la experiencia práctica nos permite acercarnos más a los beneficios del ayuno intermitente.

Beneficios del ayuno intermitente

Todavía hay mucho recelo por parte de profesionales de la salud, nutricionistas, corporaciones o estudios de alimentación en los que no hay interés en promover está práctica ya que no hay beneficio económico en ello, pero la mayor parte de la investigación sobre la restricción calórica y el ayuno intermitente que se ha realizado en células (p. Ej., Levaduras), roedores, monos e incluso humanos, muestran que puede ayudar a desarrollar la resistencia al ejercicio, la función inmunológica y vivir más tiempo. También parece ayudar a resistir enfermedades como la diabetes, las enfermedades cardíacas, ciertos cánceres y el Alzheimer.

Cuando se trata de estudios clínicos (los realizados en personas) sobre el ayuno intermitente, la mayoría han sido bastante breves, unos pocos meses. Pero lo que sabemos hasta ahora es que puede ayudar con los marcadores de inflamación (proteína C reactiva), diabetes (niveles de glucosa en sangre y resistencia a la insulina), quema de grasa / pérdida de grasa, y puede ayudar a reducir la presión arterial alta y el colesterol.

¿Cuál es la ciencia detrás del ayuno intermitente?

Cuando no comemos suficientes calorías, utilizamos los carbohidratos almacenados llamados glucógeno. El hígado almacena suficiente glucógeno para durar de 12 a 16 horas antes de quedarse sin combustible. Más allá de las 16 horas, el cuerpo cambia de combustible y comienza a utilizar la grasa como fuente de energía.

En este momento, el metabolismo pasa de un estado de quema de carbohidratos a un estado de quema de grasas. Parte de la grasa se usa directamente como combustible, mientras que otra se metaboliza en productos bioquímicos llamados cetonas. El estado de cetosis trae otros cambios en todo el cuerpo que se cree que son la base de algunos de los beneficios para la salud que se observan con algunos tipos de ayuno.

Las cetonas son una fuente de energía más eficiente para nuestro cuerpo que la glucosa, por lo que mantienen muchas de nuestras células funcionando, incluso durante los períodos de ayuno. Esto es particularmente cierto para las células cerebrales y puede ser parte de la razón por la que algunos estudios en animales muestran protección contra el deterioro relacionado con la edad, como el Alzheimer.

Las cetonas también pueden ayudar a prevenir algunos cánceres y enfermedades inflamatorias como la artritis. También se cree que reducen la cantidad de insulina en la sangre, lo que puede ayudar a proteger contra la diabetes tipo 2.

A nivel molecular, el ayuno intermitente puede prolongar la vida útil de los animales debido a su efecto sobre el ADN genético. Parece que, en los animales, la restricción de calorías puede ralentizar estos cambios relacionados con la edad y ayudarlos a vivir más tiempo.

Dicho todo esto, tienes que saber que la mayoría de las personas que hacen un ayuno de 16:8 no entran en cetosis. Por lo tanto, los beneficios de la pérdida de peso se atribuyen principalmente a la disminución de la ingesta de calorías, y los beneficios generales para la salud pueden atribuirse a una disminución de los niveles de azúcar en sangre e insulina.

Resumen de los beneficios del ayuno intermitente:

  • Mejora el funcionamiento del cerebro: ya lo decía Platón «Ayuno para mejorar mi eficiencia física y mental».
  • Ayuda a perder peso
  • Reduce la inflamación y limita el crecimiento de células cancerígenas.
  • Promueve la longevidad, aumentando el SIRT3, la proteína de la juventud.
  • Disminuye los antojos de azúcar y comida
  • Incrementa el rendimiento físico
  • Mejora la sensibilidad a la insulina, la presión arterial y el balance hormonal.

Resumen y conclusión final

La razón principal de cualquier cambio en la dieta es tener un estilo de vida sostenible y saludable que te ayude a alcanzar sus objetivos de salud. Ya sea que estés buscando perder peso o prevenir enfermedades, los beneficios del ayuno intermitente te ofrecen un estilo de alimentación que puede funcionar para ti.

Lo más importante de cualquier dieta es obtener todos los macro y micronutrientes esenciales, las cantidades adecuadas de alimentos y fibra para tener un microbioma intestinal saludable y disfrutar de su estilo de vida a largo plazo.

Es posible que cualquier dieta o patrón de alimentación que ayude a algunas personas no tenga el mismo efecto en todos. Por eso es importante no realizar ningún cambio dietético significativo sin consultar a tu profesional de la salud o dietista.

Espero haberte ayudado con este post y si quieres disfrutar de los beneficios del ayuno intermitente , el primer paso es determinar si eres un buen candidato. A continuación, consulta con tu médico antes de probar el ayuno intermitente si alguna de estas condiciones se aplica a ti: embarazada o tratando de concebir o en período de lactancia, diabetes o hipoglucemia, presión arterial baja, trastorno alimentario (o antecedentes de), bajo peso, amenorrea, tomar ciertos medicamentos (es decir, diuréticos para la presión arterial alta) y / o si eres menor de 18 años.

 

beneficios del ayuno intermitente