Entonces, eres vegetariano y no comes huevos, pero tu hermano dice que es vegetariano y él come huevos y pescado. Y tu mejor amiga, ella ni siquiera bebe leche, pero tu vecina de enfrente dice que es vegetariana, a pesar de que la viste comer una tapa de pulpo el otro día. ¿Qué está pasando? La verdad si quieres definirte por un estilo de alimentación, existen términos más específicos para lo que comes y no quieres comer. Útiles para saber cuál es la diferencia entre un flexivegetariano, vegetariano, vegano … ¡Vamos a desglosarlo!

Flexivegetariano, vegetariano, vegano … ¿Cuál es la diferencia?

VEGETARIANO

Este es un término general. Alrededor de un 10 % de la población española ya tiene una alimentación principalmente vegetal. Se considera vegetariana, aunque varios hábitos alimenticios diferentes entran en esta categoría. Por lo general, este término se refiere a alguien que no come ningún tipo de carne, incluida pescados y mariscos y muchos eligen ser vegetarianos, pasando de ser una moda o tendencia a convertirse en una realidad para muchas personas que han modificado su dieta convirtiéndose así en flexitariano, vegetariano, vegano … Sin embargo, hay muchas personas que no coinciden con esta descripción, pero aún usan esta etiqueta. Éstos incluyen…

POLLOVEGETARIANO

Esta es una persona que sigue una dieta principalmente vegetariana, pero se sabe que de vez en cuando toma el McChicken o mordisquea alguna cecina de pavo. En realidad, las aves son carne, así que esto no es realmente una forma de vegetarianismo. No veo por qué definirse vegetariana si uno se entrega a comer un poco de pollo de vez en cuando.

PISCIVEGETARIANO

Una vez más, se trata de alguien que sigue una dieta principalmente vegetariana pero que come un poco de carne, generalmente porque algunos no consideran al pescado de la misma manera que otros animales. Reconozco que sí es una opción más saludable que el cerdo o la carne de vaca y no afecta tanto al uso de la tierra como la cría de ganado. Sin embargo, la sobreexplotación y la contaminación de nuestros mares y lagos es una preocupación ambiental importante. Así que, aunque es totalmente válido comer así, técnicamente no es vegetariana.

OVOLACTOVEGETARIANO

Esta persona no come carne, incluidos los mariscos, pero sí come productos lácteos y huevos. La mayoría de los ovo-lacto-vegetarianos siguen esta regla básica: si tienes que matar al animal para obtener el producto, entonces no lo comas. Por lo tanto, la leche está bien, pero la gelatina, que está hecha a partir de la piel y huesos de los animales, no lo está.

LACTOVEGETARIANO

Esta persona no come carne ni huevos, pero sí come productos lácteos. Los productos lácteos incluyen la leche de vaca y cualquier alimento que pueda preparar con leche de vaca, como helados, yogurt, queso, requesón, crema agria, mantequilla, etc. También se incluyen otros productos de origen animal, como el queso de cabra.

OVOVEGETARIANO

Una persona en esta dieta no come carne ni productos lácteos, pero sí come huevos. A pesar de que esto no es muy común, básicamente porque la vida de la mayoría de las gallinas que proporcionan huevos de mesa son al menos tan miserables como las gallinas criadas para la carne y personalmente creo que no deberíamos abusar de los huevos (por su naturaleza extrema yang) pero tomar huevos de casa par mí sigue siendo un privilegio.

FLEXIVEGETARIANO

Este término incluye a todas las personas que en su día a día se alimentan a base de vegetales, los anglosajones llaman a esto «plantbased». En general los flexitarianos comen de manera ocasional : pescado, huevos y lácteos. Antes se utilizaban más los anteriores términos «ovolactovegetariano» o «piscivegetariano» actualizándose a esta nueva definición.

VEGANO

Al no existir un censo específico para personas veganas, es difícil conocer datos exactos sobre el aumento de esta tendencia en los últimos años. Hoy en día ronda el 0,2% de la población y va en aumento. Esta filosofía de vida excluye toda carne, huevos y productos lácteos, y generalmente cualquier otro alimento producido por animales, como la miel, seda, lana, plumas…. Un vegano estricto también evita productos que pueden parecer inocentes, como el azúcar refinado (azúcar de mesa blanca), porque en ocasiones se utilizan huesos de animales para procesarlo. En mi familia hay varias personas veganas y reconozco que no es fácil. Tienen que estar bien informados y poner muchos filtros en su día a día.

MACROBIÓTICO

Un seguidor de la dieta macrobiótica es principalmente vegetariano, pero esta dieta permite algo de pescado o marisco. Se evitan todos los demás productos cárnicos, así como los huevos y los productos lácteos. Básicamente, esta dieta se centra en comer alimentos locales y de temporada que se equilibran entre sí de manera armónica. De aquí surge la alimentación natural y energética aunque puedes ver aquí algunas diferencias (para ti si te consideras flexivegetariano, vegetariano, vegano, frugívoro… 🙂 )

FRUGÍVORO

Un frugívoro se alimenta principalmente de frutas, bayas y frutos secos. El frugívoro estricto no admite ninguna preparación culinaria, ni siquiera la cocción, de la fruta que toma. (¡Por cierto, esta ensalada de cítricos es perfecta para frugívoros! ) Es importante que cualquier preparación se tome de la planta sin matarla.

CRUDÍVORO

Una persona que sigue esta dieta solo come alimentos sin cocinar, no procesados y a menudo orgánicos crudos. La preocupación es que calentar alimentos por encima de los 47 ° destruye enzimas y vitaminas importantes para el organismo. La alimentación se basa en frutas y verduras, frutos secos, cereales germinados, legumbres y semillas. Aunque los alimentos no se cocinan, sí que se pueden macerar, deshidratar, triturar, rallar o fermentar.

ALIMENTACIÓN NATURAL Y ENERGÉTICA

Y aquí me incluyo personalmente. Enseño todo lo relacionado con una alimentación más saludable y consciente que respeta los recursos de la Tierra, observando, escuchando y sintiendo lo que nos dice cada tipo de alimento, y sobre todo, lo que nos dice nuestro cuerpo, para poder elegir aquello que más nos conviene. Se enfatiza los alimentos de temporada y locales. En los cereales integrales, las verduras de la tierra y del mar, la proteína de origen vegetal, las semillas, los frutos secos y las frutas.  (Mira aquí la formación o solicita aquí tu consultoría tanto si eres flexivegetariano, vegetariano, vegano, crudívoro…)

¡Hurra por todo tipo de vegetarianos!

Todas estas opciones de flexivegetariano, vegetariano, vegano, ovolactovegetariano… pueden ser saludables, algunas más que otras, pero es importante estar bien informado sobre los beneficios y riesgos para la salud de cualquier dieta que elijas seguir. Aunque las personas a menudo sienten firmemente que su elección es la mejor, pudiendo ser muy críticos con los demás, la realidad es que reducir el consumo de carne de cualquier manera es un paso positivo. Reducir la cantidad de carne en tu alimentación beneficia tu salud, promueve el bienestar animal y ayuda al planeta a mantener la creciente población humana.

Si quieres tener más información sobre salud integral (cuerpo, mente, emociones), te ofrezco gratuitamente el módulo 1 del curso de Nutrición Integral y Alimentación Natural y Energética tanto si eres flexivegetariano, vegetariano, vegano, macrobiótico…. Un curso muy completo de formación y transformación personal que incluye una mirada profunda a todo el Ser.

flexivegetariano, vegetariano, vegano la diferencia