¿Sientes hinchazón abdominal después de comer? o ¿Tienes la barriga hinchada a pesar de llevar un estilo de vida saludable? La hinchazón abdominal es uno de los síntomas intestinales más comunes que se plantean en consulta y también un tema que en ocasiones nos puede confundir con «soluciones rápidas» , «alimentos mágicos» o «remedios naturales» que pueden no ser ni fiables ni adecuados para ti.

No es de extrañar que haya confusión en torno al tema, ¡así que esto va de «desinflar» algunos de esos mitos!

¿Qué es realmente la hinchazón?

En pocas palabras, es la sensación de aumento de presión en el intestino lo que en algunos casos también puede causar un abombamiento visible (también conocida como «efecto globo»).

La hinchazón intermitente (es decir, la que aparece y desaparece a lo largo del día) es más común y normalmente se controla mediante la dieta y el estilo de vida.

Mientras que la hinchazón continua, que es cuando siempre o casi siempre te sientes hinchada sin apenas fluctuaciones a lo largo del día. Esto, por desgracia, es cada vez más común y requiere una revisión más especializada.

1. MITO DE LA HINCHACIÓN: Hay una causa común.

La verdad es que no existe una causa única ni una solución única, porque es mucho más complejo.

Hay muchos desencadenantes diferentes, que pueden ser la ingesta de un gran volumen de comida y/o líquido, la acumulación de heces en caso de estreñimiento o simplemente el gas producido por nuestra microbiota intestinal cuando nos enfrentamos a una carga de carbohidratos fermentables.

Aquí es donde las cosas se vuelven complejas: si sientes hinchazón o no, puede deberse a la sensibilidad de tu intestino y a la eficiencia de tu cuerpo para absorber el gas producido, exceso de sal, etc.

2. MITO DE LA HINCHACIÓN: Sólo es causada por lo que comemos.

No sólo puede darse el caso de que un alimento específico cause hinchazón. Las intolerancias alimentarias, el estrés, la falta de ácido clorhídrico, el exceso de sal en la dieta, el uso de ropa ajustada todo el día y la falta de ejercicio son factores que contribuyen con frecuencia, al igual que CÓMO comemos.

3. MITO DE LA HINCHACIÓN: La hinchazón se puede solucionar eliminando por ejemplo: lechuga, garbanzos, manzanas…

Antes de eliminar cualquier alimento natural porque un artículo lo decía jurando que las lentejas o las manzanas eran los «mayores culpables»… hay otras estrategias que puedes hacer antes para aliviar la hinchazón abdominal.

Podrías descartar intolerancias alimentarias comunes, dividir la ingesta de alimentos en raciones más pequeñas, masticar bien, evitar la ropa ajustada o reconfigurar el eje intestino-cerebro con un tratamiento de probióticos personalizado y adaptado a ti.

4. MITO DE LA HINCHAZÓN: Comer ciertos alimentos, como el apio o la cúrcuma puede eliminar la hinchazón.

¡Ningún superalimento puede curar mágicamente la hinchazón, por mucho que lo deseemos! De hecho, el zumo de apio concentrado puede provocar hinchazón en personas con SII.

Es importante saber que la hinchazón ocasional es totalmente normal, especialmente después de una comida copiosa o de un exceso de fibra.

De hecho, ¡un poco de hinchazón después de una comida rica en fibra es algo bueno! Significa que tu comunidad interna de microbios está bien alimentada y haciendo su trabajo, jejeje.

Es cierto que la dieta FODMAP podría ser una estrategia que, como la palabra indica (FODMAP en inglés significa oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables), excluye estos componentes, que son los que generan más problemas a la hora de la absorción intestinal. Estos tipos de hidratos de carbono pueden ser mal absorbidos por el intestino delgado y, al quedar libres dentro del tracto, son fermentados por las bacterias y causan gases, dolor, etc.

Conclusión sobre la hinchazón abdominal

En mi opinión, la hinchazón es un problema cuando es continua, cuando no se conoce su origen y afecta a tu calidad de vida. Nadie debería tener que vivir con eso y tampoco deberíamos normalizarlo. El cuerpo es muy sabio y nos proporciona mucha información para entender qué alteraciones se están produciendo para profundizar en la búsqueda y detectar el origen del problema y ponerle solución desde la raíz.

Si estás agobiada por la hinchazón abdominal, no estás sola. Es uno de los síntomas intestinales más comunes que provoca que las personas se sientan confundidas o frustradas y quiero ayudarte con herramientas respaldadas por la ciencia.

Trabajo como dietista en Vigo con sesiones presenciales y Online y creo que no debemos centrarnos en un solo alimento, sino en las combinaciones que hacemos en nuestra dieta y en los hábitos que repetimos día tras día. Es importante valorar nuestra dieta de manera global y asegurarnos de que esté equilibrada.

galletas de algarroba sin gluten