Nutrición Integral en la cuarentena tiene una visión particular cuando la comida es escasa. Verás,  nuestros cuerpos se sienten restringidos, ya sea a través de nuestros propios comportamientos de alimentación o en un momento como este dónde la comida está escaseando (¡holaaaa los supermercados con estanterías vacías!). ¿En serio? Ante un escenario así nuestro instinto/cuerpo a menudo responde aumentando nuestro deseo de comer. ¿Te pasa a ti?

Es biológico: tu cuerpo está tratando de mantenerte vivo.

 

Una fórmula bastante clara: restricción y escasez (ya sea real o imaginaria) → antojos de comida, obsesión y atracones.

Está claro que esa sensación de escasez no ayuda a comer menos. Pero sí puedes encontrar formas de mostrarte “abundante” o ver la “abundancia” para que tu cuerpo confíe en que no haya escasez. Este post trata de mostrar la filosofía de Nutrición Integral en la cuarentena.

Recuerda que es natural ver momentos de atracones, comer para sobrellevar la ansiedad o comer por sentimientos de privación o miedo durante el aislamiento. Los tiempos son raros, la verdad… Yo sigo estando como en una especie de shock, de burbuja. A veces cuesta asimilar tanto en tan poco tiempo…  y es normal que nosotros, como humanos, tengamos una reacción.

Recomendaciones de Nutrición Integral en la cuarentena

 

  1. Si experimentas sentimientos de escasez o inseguridad alimentaria, todo esto está bien. Es la respuesta natural de tu cuerpo al sentir una sensación de privación en momentos como este, cuando hay tanta incertidumbre en torno a muchas cosas, incluidos los alimentos.
  1. Trata de no hacer juicios sobre tus comportamientos alimenticios. Si estás comiendo más de lo debido por el estrés o la ansiedad, ¡está bien! Prueba a observar sin juicio para desafiar cualquier voz de la policía alimentaria o crítico interno que pueda estar apareciendo.
  1. Abastecerse de alimentos preferiblemente naturales y eliminar cualquier juicio que puedas observar sobre ciertos alimentos procesados; sí es verdad, no vamos a comer ultraprocesados todos los días pero 2-3 veces por semana darnos un pequeño vicio (en mi caso de chocolate) sí está bien.
  1. El cuidado personal a veces se descuida en momentos como este, pero TAN importante: asegúrate de disponer de tiempo para relajarse, respirar y reciclar tus emociones y sentimientos. En mi caso, escribir un diario se ha convertido en la parte de mi rutina de la tarde. Yo le he llamado diario COVID-19. En él escribo fragmentos que me ayudan a procesar cosas/estructuras que estaban caducadas.
  1. Sé amable contigo, sin importar cómo estés reaccionando en este momento o con lo que tengas que lidiar. El autocastigo o la culpa no te va a solucionar nada. Únicamente te va a generar más estrés, lo cual es bastante inútil en estos momentos. Una de mis frases favoritas y si eres de mis clientas la conocerás: «Estoy haciendo lo mejor que puedo en este momento».
  1. Recuerda que unas semanas de descanso no cambiarán drásticamente nada. Si estás en pánico porque no puede mantener tus rutinas de ejercicios habituales, esto no es nada dramático. Tal vez tu cuerpo necesite un descanso o incluso puede ser un buen momento para encontrar nuevas formas de movimiento.

 

Y por último, no quiero despedirme sin recordarte que el CURSO DE NUTRICIÓN INTEGRAL Y ALIMENTACIÓN NATURAL Y ENERGÉTICA ahora tiene un descuento único. Echa un vistazo y no dudes en contactarme si tienes alguna duda.

Espero que estos consejos de Nutrición Integral en la cuarentena te sean útiles mientras navegamos a través de un cambio de circunstancias. Te desafío a que te deshagas de la idea de que esto por lo que todos estamos pasando (aislamiento social / cambios en nuestras rutinas diarias) es bueno o malo. El cambio no se puede negar, pero todavía podemos elegir sobre cómo reaccionamos ante él. ¡Vamos a salir de esto!

 

nutrición integral en la cuarentena