Esta receta de pesto vegano casero me resulta adorable. Una variante de la sencilla salsa italiana que acompaña bien con casi todo: pan, pasta, pizza, sándwiches, arroz o incluso patatas. Es particularmente deliciosa en los meses de verano, cuando las hierbas frescas son brillantes, abundantes y muy aromáticas.

Tradicionalmente elaborado con albahaca, piñones, ajo, aceite de oliva y mucho queso parmesano, el pesto clásico no es una receta para todo el mundo. Pero la realidad es que se puede hacer una versión deliciosa sin lácteos en la que no extrañarás el queso en tan sólo 2 minutos. ¿Te animas?

Receta de pesto vegano en dos minutos

Ingredientes:
  • 1 taza de hojas de albahaca fresca sin el tallo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de levadura nutricional
  • 1 puñado de nueces (2 c.s.)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • Pizca de sal
  • Pizca de pimienta negra molida (opcional)
Preparación:
  1. En una batidora añadir todos los ingredientes y triturar hasta obtener una pasta. También puedes batirlos en un procesador de alimentos o batidora de brazo.
  2. Sirve inmediatamente o guarda en la nevera en un recipiente hermético durante 3-4 días. El pesto se puede tomar con pan, pasta, arroz, patatas, etc.
  3. Yo lo acompañé con unos cherrys salteados con macarrones y estaba buenísimo.

3 consejos para el mejor pesto vegano

  1. Usa piñones o nueces. Si bien los piñones son los frutos secos tradicionales, su precio es un poco elevado. Las nueces brindan el mismo sabor a mantequilla, lo que las convierte en una excelente alternativa. Tostar las nueces primero intensifica su rico sabor y suaviza cualquier amargura.
  2. A tope de albahaca. Necesitarás 1 taza de hojas de albahaca fresca para hacer 1 taza de pesto. Si tienes albahaca en tu jardín, maceta o huerto, te va a encantar preparar este pesto vegano.
  3. Puedes guardarlo para después. Incluso al añadir zumo de limón, el pesto inevitablemente comenzará a oscurecerse. Si no lo vas a utilizar en el mismo día, puedes guardarlo en un recipiente pequeño con una fina capa de aceite de oliva por encima para evitar que se oxide. Después te durará unos 3-4 días en la nevera.
Ahora cuéntame, ¿Alguna variante diferente que te guste y quieras compartir?
pesto vegano