Porque no todos los días son iguales, ni todas las mañanas, ni todas las personas, ni siquiera todas las condiciones personales. A veces necesitamos hacer ajustes en cuanto a necesidades y valorar otras opciones para desayunar.

Desayunos para llevar a la cama

¿Por qué te digo esto? Verás, hace unas semanas llegó a mi consulta Patricia una mujer emprendedora, tenaz, con vitalidad pero que sentía que en su intestino algo no iba bien, así que juntas reconducimos su alimentación.

Lo primero en lo que nos enfocamos fue en el desayuno. «Quiero desayunos contundentes para atacar a un día duro. También me gusta desayunar por placer y llevarme el desayuno a la cama después de una sesión de deporte matinal» – me lo dejó bien claro. Así que una de las propuestas que pusimos en marcha ha sido esta rápida receta porridge polenta.

Ha pasado un tiempo desde que volvió a mi consulta y tengo que decir que la propuesta ha sido un éxito. Ahora esta receta porridge polenta es una de sus clásicos. Es una receta rápida de preparar y a la vez tan sorprendente en boca, es una receta para tener en la libreta o en mente cuando prepares tu próximo desayuno.

Receta porridge polenta

🌱 Sin gluten
🌱 Sin azúcar
🌱 Sin edulcorantes
🌱 Sin lácteos
🌱 FODMAPs

INGREDIENTES:

– 500 ml de leche vegetal o sin lactosa

– 55 g de polenta instantánea

– Una cucharadita de canela molida

– Para acompañar: Nueces, arándanos, fresas, crema de cacahuete, semillas de cáñamo molidas, sésamo molido…

PREPARACIÓN:

– Pon a calentar en un cazo a fuego alto la leche vegetal con la canela.

– Una vez hierva la leche añade la polenta y baja un poco el fuego. Remueve con frecuencia y espera hasta que adquiera una textura cremosa. Suele tardar de 3 a 5 minutos.

– Sirve en cuencos individuales con el acompañamiento que elijas (semillas, frutas…)

 

receta porridge polenta